Entradas

Editorial – Diciembre 2018

Queridos socios, trabajadores y amigos. Un año más se acerca a su finalización y como es felizmente una costumbre de nuestra parte, a través de este medio queremos saludarles y desearles lo mejor para ustedes y sus seres queridos.

Es de estilo que estas épocas se vuelvan tiempos de resúmenes, de síntesis y de todo tipo de balances. Es por eso que a modo de ejemplo y porque es además de nuestra obligación una necesidad queremos compartir lo que ha venido sucediendo en nuestra querida cooperativa.

Si bien gran parte de ustedes han sido testigos calificados de todo lo acontecido en estos últimos tres años y por tanto saben desde que punto partimos y saben que hemos podido avanzar. Los hechos, pero más que ellos, una sencilla observación de nuestras instalaciones vale más que millones de palabras de los avances que con mucho sacrificio todos nosotros juntos hemos podido alcanzar.

No solo estamos sintiéndonos más conformes, sin ser autocomplacientes con nosotros mismos,ya que hemos podido diversificar de manera muy importante la variedad de productos y precios que estamos ofreciendo hoy en nuestra cooperativa.

Y esto que resaltamos lo hacemos sin falsa modestia, de la misma manera que sentimos un profundo orgullo de haber incorporado servicios para los socios que no existían al momento en que este Consejo Directivo asumió sus responsabilidades en el peor momento histórico de Cooperativa Bancaria.

Han sido centenares de ustedes los que han valorado y nos han hecho saber de la excelencia de los servicios tanto médico como odontológico al que acceden sin restricciones de ningún tipo toda nuestra masa social.

Para nuestra cooperativa la consigna en materia de servicios es que la salud es lo primero y que todos debemos acceder en igualdad de condiciones.

Es por eso que no nos alcanzan las palabras para expresar nuestra emoción, ya que cumplimos con lo anunciado en el cierre del anterior ejercicio cuando hablamos como se proyectaría en el 2018 nuestra querida y entrañable Cooperativa Bancaria.

Cuando anunciábamos en una populosa asamblea – de las que para nuestra suerte se han convertido en habituales- que implementaríamos nuestra propia – “operación milagro”- ofreciendo operaciones de cataratas gratuitas para nuestros socios y hemos cumplido. Ya se han comenzado a realizar y seguiremos fortaleciendo esta visión de la dimensión solidaria y humana que es intrínseca a una unidad proactiva cooperativa como es la nuestra.

Pasando a temas que también son importantes, pero que tienen que ver con los aspectos financieros, con grandes esfuerzos, muy garantes, que no hubieran sido posibles sin el apoyo y de los socios y los trabajadores que a lo largo de todos estos meses han sabido comprender las demoras salariales o los convenios que tuvimos que firmar para acordar el pago de justas y legítimas partidas, nos ha permitido cumplir a rajatabla el acuerdo privado con nuestros acreedores que implica una suma importante de nuestros ingresos.

A todos ellos, a nuestros trabajadores les decimos lo que en blanco sobre negro no se vuelven palabras al viento que les estamos eternamente agradecidos y que también haciendo honor a la transparencia y la verdad que el esfuerzo no ha terminado y que, si bien haremos ingentes esfuerzos para seguir normalizando como lo estamos haciendo, les decimos que como dice el tango “la lucha es cruel y es mucha”.

Para finalizar, queridos socios, trabajadores, compañeros y amigos más de una vez en estos años por momentos nos dejaron solos, solitos ante lo que las administraciones anteriores generaron como un desastre casi sin remedio. Pero aún en esos momentos de soledad, de preguntarse que hacer, nos aferramos a lo mejor de nosotros que son nuestras ideas, nuestras inclaudicables y porfiadas ideas, las que no aceptan un basta, las que desconocen la palabra fin, las que dicen hasta aquí llego, y eso es fruto de lo que la vida nos enseño de lo que aprendimos en nuestras casas, en nuestros sindicatos y de nuestras familias. No son explicaciones mágicas que hoy estemos aquí, fueron noches sin dormir, fueron angustias, en definitiva, fue la lucha, de aquellos que creen en el cooperativismo como una lógica emancipadora. Por eso, cuando a fin de año estemos con nuestras familias, abracemos a cada uno de nuestros seres queridos, nuestros sentimientos se expresarán con tanta profundidad, con tanta fraternidad que la experiencia de estos últimos años nos hará sentir que nos hemos vuelto más humanos.

Consejo Directivo de Cooperativa Bancaria.

Diciembre de 2018

0